Fundecán 

 

Fundecán nace en el año 2010 con el deseo de brindar esperanza, alivio y salud a mujeres de escasos recursos con cáncer de mama y cérvix. Es una fundación no lucrativa cuyo propósito es recaudar fondos y financiar tratamientos contra dicha enfermedad. Al momento son más de mil pacientes que han sido beneficiadas mediante tratamientos de quimioterapia y radioterapia, iniciando en el año 2011 a la fecha.

Por tal motivo Olmeca de Guatemala, S. A,, empresa enfocada en gran parte al tema de la salud – sobre todo de la mujer- se suman al esfuerzo de Fundecán, promoviendo su apoyo a la lucha contra el cáncer, con una edición limitada de sus productos en “Color Rosa” y folletos informativos atados a todas sus líneas, con el objetivo de promover la auto- exploración y el chequeo preventivo.

Para la donación debemos tomar en cuenta ciertos requerimientos como:

  • El cabello debe estar completamente seco.
  • Libre de cremas, gelatinas o spray.
  • El largo de la cola o trenza a donar no debe ser menor a veintiún centímetros, si el cabello es rizado, debe medir los mismos veintiún centímetros “sin estirar”.
  • Los menores de edad deberán estar acompañados de sus padres para poder donar.
  • No importa si el cabello ha sido tratado químicamente (tintes).
  • A todas las personas que donen su cabello, se les entregará un reconocimiento por su colaboración.

“Hagamos la vida de muchas, un pelito más fácil”

¡Por ser de al pelo!

Las mujeres, especialmente las jóvenes, son más propensas que los hombres a acudir a los hospitales sin dolor o malestar en el pecho tras sufrir un ataque cardíaco, y también tienen más probabilidades de morir por la insuficiencia que los hombres de su misma edad, según un estudio estadounidense.

La falta de síntomas puede ser resultado de una atención médica tardía y de diferencias en el tratamiento, dijeron investigadores, cuyos hallazgos fueron publicados en el Journal of the American Medical Association. “Es posible que ni siquiera sepan que están sufriendo un ataque cardíaco”, declaró John Canto, de la Watson Clinic en Lakeland, Florida, y quien trabajó en el reporte. El investigador destacó que aunque los resultados están basados en un estudio de más de un millón de pacientes que sufrieron ataques al corazón, éstos aún son preliminares. Sin embargo, agregó que desafían la noción de que el malestar y el dolor en el pecho deberían ser considerados los “síntomas clave” para todos los pacientes con ataques cardíacos. “Si nuestros resultados de hecho son ciertos, yo argumentaría que en lugar del mensaje que apunta a que el síntoma agrupa todos los casos, consideremos ese mensaje para decir también que las mujeres menores de 55 años tienen mayor riesgo de presentar síntomas atípicos”, dijo a Reuters Health. Tales “síntomas atípicos” pueden incluir problemas para respirar o dolor en zonas como la quijada, el cuello, los brazos, la espalda y el estómago. La probabilidad de esta clase de “síntomas atípicos” difieren más entre mujeres y hombres jóvenes, dijeron los investigadores. Las mujeres también tienden a ser mayores que los hombres cuando sufren su primer ataque cardíaco.

Olmeca-ganancia